• Home
  • Artículos especiales
  • El premio Women in Triticum ofrece oportunidades de desarrollo y redes de apoyo a las mujeres en la agricultura

El premio Women in Triticum ofrece oportunidades de desarrollo y redes de apoyo a las mujeres en la agricultura

May 26, 2017

IMG_3076 (1)CIUDAD OBREGÓN, México (CIMMYT) — Margaret Krause, estudiante de doctorado en fitotecnia en la Universidad de Cornell, se interesó en la ciencia y la naturaleza a muy temprana edad. Recuerda que cuando era adolescente, sembraba y hacía cruzas de flores, transfiriendo el polen de una planta a otra, tal como había aprendido en su clase de biología.

“No sabía mucho de agricultura ni de cómo se producen los alimentos”, explica Krause. “Cuando empecé mi licenciatura en la Universidad de Minnesota en 2009, no estaba segura si eso que me interesaba, finalmente se convertiría en mi carrera”.

Ahora estamos en 2017 y Krause trabaja en el programa de mejoramiento de trigo harinero del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) como becaria del Programa Borlaug de Becas y es una de las cinco receptoras del Premio Jeanie Borlaug Laube Women in Triticum (WIT) 2017 para científicas que comienzan su carrera.

“El objetivo del premio es ofrecer, en el futuro, la oportunidad de desarrollo profesional y una red de apoyo a estas mujeres”, explicó Maricelis Acevedo del proyecto Realizar Avances Genéticos en el Trigo de la Universidad de Cornell, mientras anunciaba las ganadoras del Premio WIT durante la Semana de Visitantes del Programa Global de Trigo en marzo.

Además de Krause, otras receptoras de WIT 2017 son Ritika Chowdhary, de la Universidad de Sydney; Wiezhen Liu, de la Universidad Estatal de Washington; Tine Thach, de la Universidad Aarhus, y Sarrah Ben M’Barek-Ben Romdhane, del Centro de Biotecnología de Borj Cédria, Túnez.

En la siguiente entrevista, Krause habla de sus experiencias pasadas, de la importancia del premio para las futuras generaciones y sus propias metas profesionales.

¿Cuándo le empezó a interesar la agricultura?
Pocas semanas después de que empecé el primer semestre de mi licenciatura, el Dr. Norman Borlaug, ex alumno de la Universidad de Minnesota y Premio Nobel de la Paz, murió. Quería saber más acerca de sus contribuciones y asistí a la ceremonia que en su honor se llevó a cabo en el campus. Me inspiró la labor que hizo el Dr. Borlaug para mejorar los cultivos en todo el mundo y empecé a darme cuenta de que el campo de la fitotecnia iba de la mano con mi interés por la ciencia y la naturaleza, así como con mi deseo de mejorar los medios de vida de la gente y preservar el medio ambiente a escala mundial.

Casi al mismo tiempo, estaba buscando un trabajo de medio tiempo en el campus y dio la casualidad que el laboratorio de fitotecnia quería contratar a un estudiante como asistente de laboratorio. A pesar de que no tenía experiencia, me contrataron. Incursioné en este mundo ayudando a estudiantes universitarios en el laboratorio, el invernadero y el campo con experimentos de mejoramiento y genética de trigo, y desde entonces nunca he mirado hacia atrás.

Cuéntenos lo que tuvo que hacer para llegar hasta aquí.
Me gradué con una licenciatura en fitociencias aplicadas en la Universidad de Minnesota en 2014. Como pasante, estudié los mecanismos genéticos que controlan la respuesta de las plantas a las enfermedades fúngicas tanto en trigo como en cebada. Participé también en dos pasantías de verano en Monsanto y DuPont Pioneer.

Como estudiante de doctorado en fitotecnia en Cornell, mi principal interés es la investigación para integrar nuevas técnicas de fenotipeado, genotipeado y detección del medio ambiente con el fin de generar nuevas variedades de trigo destinadas a diversas condiciones ambientales. Actualmente trabajo en el CIMMYT, en el Programa Global de Trigo, donde llevo a cabo mi investigación de tesis.

¿Qué significa haber recibido el Premio Women in Triticum?
Es un honor pertenecer a esta comunidad internacional de mujeres que han orientado su carrera a mejorar los medios de vida de la gente en todo el mundo generando variedades de alto rendimiento, nutritivas y resilientes al clima. Estoy muy emocionada por poder unirme a esta red donde todas nos apoyamos y aprendemos una de otra mientras vamos adquiriendo experiencia en nuestras carreras.

¿Por qué es importante tener una comunidad de mujeres?
Existen muchos estudios que documentan la importancia de incluir a las mujeres en el proceso científico, pero las científicas agrícolas siguen enfrentando muchos problemas y falta de equidad cuando incursionan en el mercado laboral.

Las científicas aportan diversos tipos de experiencia y puntos de vista que podrían beneficiar los avances científicos y mejorar la situación de otras mujeres, pero los estudios revelan que éstas tienen problemas para acceder a financiamiento, conseguir una promoción o participar en conferencias. Lo más impresionante es que las científicas tanto en los países en desarrollo como en los países desarrollados enfrentan este tipo de problemas.

¿En qué está trabajando ahora en el CIMMYT?
Pasaré dos años en el CIMMYT trabajando en el Programa Global de Trigo para crear nuevas estrategias de mejoramiento de variedades de trigo adaptadas a diferentes ambientes. Nos interesa integrar tecnologías modernas de genotipeado, técnicas de fenotipeado de alto rendimiento e información ambiental en los modelos de predicción del comportamiento de los cultivos. La meta es generar más rápida y eficientemente nuevas variedades de trigo resilientes al clima y adaptadas para que crezcan bien en diferentes condiciones medioambientales.

Actualmente me encuentro en el Campo Experimental Norman E. Borlaug en Ciudad Obregón, México. El ciclo pasado trabajé en los programas de mejoramiento de trigo harinero y de fisiología, donde operé pequeños vehículos aéreos no tripulados y equipados con cámaras y sensores en el campo. Estas herramientas nos permiten mantenernos al tanto del crecimiento de una variedad de trigo a lo largo del ciclo; la respuesta al estrés y los datos recopilados serán utilizados para mejorar la eficiencia de la selección.

¿Cómo se ve a sí misma en 10 años?
Me veo a mí misma ejerciendo mi carrera en la investigación agrícola con el objetivo principal de contribuir al desarrollo global. Me gustaría participar en proyectos de investigación colaborativos orientados a generar resiliencia al clima en la producción agrícola, mejorar la calidad nutricional de los sistemas alimentarios, o atender las necesidades de las agricultoras en las comunidades marginadas.

Espero también seguir asesorando a estudiantes interesados en las ciencias de las plantas y participar más en informar a audiencias más amplias acerca de la agricultura por medio de las plataformas de comunicación científica.

Para nominar a alguien o postularse para el Premio Jeannie Borlaug Laube Women in Triticum Early Career, llene aquí la solicitud y mándela a más tardar el 30 de octubre de 2017.


Etiquetas:,