• Home
  • Noticias
  • El gusano cogollero devasta cultivos en África subsahariana: Se requiere una respuesta rápida y coordinada

El gusano cogollero devasta cultivos en África subsahariana: Se requiere una respuesta rápida y coordinada

June 8, 2017

La reciente aparición del gusano cogollero, una plaga que causa estragos a más de 80 especies vegetales en 14 países de África subsahariana, representa un grave problema y un riesgo considerable para la seguridad alimentaria de la región.

En entrevista reciente, B.M. Prasanna, director del Programa Global de Maíz del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y el Programa MAÍZ del CGIAR, quien coordina la respuesta por parte del CGIAR, hizo énfasis en el probable impacto de la plaga y destacó que los investigadores del CGIAR están trabajando para dar una respuesta rápida y coordinada en toda la región.

¿Qué es el gusano cogollero y por qué es tan destructivo?
El gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) es una plaga que causa grandes pérdidas en más de 80 especies vegetales, entre ellos, cultivos de importancia económica como el maíz, el arroz, el sorgo, el trigo, la caña de azúcar, varios otros cultivos vegetales y el algodón.

Se reportó oficialmente por primera vez en Nigeria a principios de 2016; desde entonces se ha confirmado su presencia en 11 países y, desde abril de 2017, se sospecha que existe en al menos otros 14 países africanos.

¿Cuáles son los probables impactos de la plaga en África subsahariana?
El gusano cogollero representa un grave problema y constituye un enorme y continuo riesgo para la seguridad alimentaria de África.

La capacidad de la plaga de alimentarse de muchas especies vegetales significa que los sistemas de producción de pequeña escala en África, que se basan en el cultivo intercalado, son particularmente vulnerables. Asimismo, la rapidez con que destruye las plantas y se desplaza, combinada con su capacidad de reproducirse rápidamente en las condiciones ambientales correctas y de generar prontamente resistencia a los plaguicidas sintéticos, solo aumenta la vulnerabilidad de la región.

En África subsahariana, donde el gusano cogollero está devastando los cultivos de maíz, los estimados indican que, entre 2017-2018, estarán en riesgo 13.5 millones de toneladas de maíz valuadas en US $3000 millones, cifra equivalente a más del 20% de la producción total de la región (basada en datos de CABI, abril 2017).

¿Cuáles son los principales retos que los países subsaharianos tendrán que enfrentar?
No hay duda de que los pequeños productores, sobre todo los de maíz, de África subsahariana tendrán que afrontar un riesgo constante y considerable a causa del gusano cogollero. En particular, los productores de escasos recursos serán severamente afectados debido a que no podrán controlar la plaga utilizando plaguicidas sintéticos —la única y mejor manera de responder hoy en día— porque son muy costosos.

¿Cuáles son tres maneras en que los países subsaharianos pueden reforzar la resiliencia de sus sistemas alimentarios y agrícolas para contrarrestar los posibles efectos del gusano cogollero?
1. Es necesario establecer grupos de trabajo rápidamente a fin de crear e implementar estrategias para resolver este problema. En particular, necesitamos dar una respuesta integral a nivel regional que se centre en: monitoreo y prevención temprana; evaluación socioeconómica de los impactos y pronósticos; manejo integrado de plagas (IPM); creación y diseminación de soluciones eficaces y sustentables de bajo costo, y herramientas y políticas normativas apropiadas que refuercen la respuesta.
2. Cuando este proceso comience será necesario documentar las deficiencias, obstáculos y buenos resultados para que la capacitación se centre en conocer la capacidad de respuesta que tiene cada uno de los países. Aunque los brotes de gusano cogollero en el continente africano son una situación de emergencia, también nos dan la oportunidad de revisar y entender los asuntos relacionados con la producción de alimentos y la seguridad alimentaria de la región, así como de mejorar métodos sistemáticos para crear la capacidad para evitar y responder ante futuras amenazas de plagas y patógenos que traspasan fronteras en África.
3. Se necesita una buena coordinación en todos los niveles del gobierno: “coordinación política” (entre gobiernos locales, ONPV y organizaciones subrregionales) y “coordinación técnica” (ensayo y distribución de tecnologías aplicables en poco tiempo).

 

GusanoCogollero_090317-768x512

¿Qué papel tienen el CIMMYT y el CGIAR en mejorar la capacidad de la región para controlar el gusano cogollero?
Las instituciones del CGIAR, incluidos el CIMMYT y el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA), tienen valiosas habilidades que pueden ayudar a que la región adquiera la capacidad de responder a patógenos transfronterizos (como, por ejemplo, la necrosis letal del maíz, la roya del trigo y las plagas de insectos como el gusano cogollero).

Ejemplos específicos de la experiencia del CGIAR/CIMMYT que serán importantes para solucionar el problema del gusano cogollero:
1. Crear y diseminar herramientas de colaboración abierta y sistemas digitales de vigilancia y análisis de datos de todos los países para establecer un sistema de monitoreo y alerta temprana más robusto.
2. Evaluar de manera sistemática y a gran escala el impacto socioeconómico actual y a futuro del gusano cogollero en África, y crear herramientas de pronóstico para conocer las pérdidas que esta plaga probablemente causará.
3. Revisar la eficacia de las diferentes opciones para controlar el gusano cogollero (aprender de las experiencias de Estados Unidos, Brasil y México) y adaptar la información a las condiciones de África.
4. Determinar la eficacia de las opciones de control cultural para el gusano cogollero, incluida la siembra temprana versus siembra tardía de cultivos como maíz, cosecha manual, manejo del suelo y el hábitat, higiene de los cultivos, etc.
5. Evaluar los impactos de los programas actuales de manejo integrado de plagas (IPM) y los impactos de la invasión del gusano cogollero en la eficacia de esas intervenciones.
6. Elaborar y poner en práctica una estrategia apropiada para manejar y monitorear la resistencia al insecto en los países afectados por el gusano cogollero.
7. Analizar los efectos de la agricultura de conservación en el manejo del gusano cogollero y la influencia de éste en los diferentes sistemas de producción.
8. Ensayar e introducir resistencia obtenida mediante técnicas convencionales (de fuentes de germoplasma del CIMMYT y del Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de Estados Unidos [USDA-ARS]) en germoplasma de maíz adaptado a las condiciones de los países africanos, y posteriormente liberar y distribuir en el menor tiempo posible semilla de híbridos y variedades mejoradas mediante alianzas público-privadas (la MLN es un gran ejemplo de esto).
9. Desarrollar un “Portal de información sobre el gusano cogollero” similar al Portal de Información sobre MLN y Wheat Rust Tracker (coordinado por CIMMYT), como portal único de información relevante.

El CIMMYT recientemente co-auspició una junta de emergencia para definir una estrategia de control eficaz para el gusano cogollero en África. ¿Cuáles fueron los principales resultados y cuáles serán los siguientes pasos para responder a este problema
?
Esa junta de emergencia nos dio la gran oportunidad de evaluar los daños que está causando y que podría causar esta plaga y de diseñar una estrategia holística de control para combatir la amenaza del gusano cogollero en África.

El CIMMYT, la Alianza por una Revolución Verde en África (AGRA) y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de las Naciones Unidas llevaron a cabo una junta de consulta con la participación de sus colaboradores en Nairobi, Kenia (27 y 28 de abril de 2017). Participaron en la junta cerca de 150 expertos y colaboradores de 24 países africanos y cinco fuera de África (Italia, España, Suiza, Gran Bretaña y Estados Unidos) con representantes del gobierno, ONPV, sistemas nacionales de investigación agrícola (SNIA), proveedores de servicios, organizaciones no gubernamentales, colaboradores de desarrollo, entidades donadores y la prensa.

La situación actual de la plaga en África fue el tema central de la junta; los participantes también elaboraron planes de contingencia para manejar esta plaga agresiva e invasora y evaluaron las opciones actuales de control que se están utilizando. Expertos de Estados Unidos y Gran Bretaña aportaron conocimientos e ideas que se están utilizando para responder al problema del gusano cogollero en Estados Unidos y Brasil.

Se definieron puntos de acción y se hicieron recomendaciones en cuatro áreas importantes para preparar una respuesta eficaz y coordinada:
• Elaborar planes de contingencia y difundir información;
• Establecer un sistema de monitoreo y alerta temprana para el gusano cogollero;
• Evaluar el impacto socioeconómico y modelar las probables pérdidas;
• Crear y difundir opciones para el manejo del gusano cogollero;
• Coordinar intervenciones institucionales para el manejo del gusano cogollero en África.

La FAO planea realizar un taller regional a principios de junio para invitar y coordinarse con importantes organizaciones regionales que participarán en la respuesta.

El CIMMYT y el CGIAR tienen y tendrán que seguir atendiendo este asunto en los próximos meses. Para obtener más información, consulte los siguientes artículos:
Un método de múltiples facetas, la clave para combatir eficazmente el gusano cogollero en África; Científicos combaten la infestación de gusano cogollero que está devastando el maíz en el sur de África y Expertos y colaboradores internacionales elaborarán plan de emergencia y estrategia para combatir el gusano cogollero.

De igual manera, la crisis causada por el gusano cogollero ha tenido una amplia cobertura a nivel internacional. A continuación encontrará una lista de publicaciones sobre el tema:

Este artículo fue originalmente publicado en el sitio web del CGIAR.