Desde Kenia hasta el sur de África: Silos para almacenar grano

October 21, 2013

Wandera Ojanji

Kenya to southern Africa1

Los visitantes en foto de grupo junto a un silo modificado, en taller realizado en la Universidad Agraria de Baraka, en Molo, Nakuru.

En reciente visita a Kenia, funcionarios de Malawi y de Zambia aprendieron sobre los beneficios de la tecnología de almacenamiento eficaz de grano para los agricultores a pequeña escala.

Malawi y Zambia son que se eligieron para la Fase 2 del proyecto del CIMMYT denominado Almacenamiento eficaz de grano para los agricultores africanos (EGSP). EGSP-II (2012-2016) surge a raíz del éxito de la primera fase (2008- 2011), con la finalidad de mejorar la seguridad alimentaria y reducir la vulnerabilidad de los agricultores de bajos recursos, en particular de las mujeres, en el este y el sur de África por medio de la diseminación de tecnologías de almacenamiento de grano seguras. El proyecto es patrocinado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (SDC) y ayudará a que los agricultores a pequeña escala de Kenia, Malawi, Zambia y Zimbabwe adquieran más de 16,000 silos metálicos para reducir las pérdidas ocasionadas por las plagas de almacenamiento. Entre los visitantes había representantes de ministerios de agricultura; de la Estación Experimental Chitedze, Malawi; del Instituto de Investigación Agrícola de Zambia, y artesanos de los dos países que participan en el EGSP. Estuvieron acompañados por personal  de instituciones que ya utilizan la tecnología en Kenia, como la Diócesis Católicas de Embu y Nakuru, y del Instituto Keniano de Investigación Agrícola.

Como parte del programa para los funcionarios, del 7 al 12 de octubre, se realizó una gira que empezó en Embu, al este de Kenia, con una visita a la propiedad de Gladys Nthiga, una agricultora que recientemente adquirió dos silos de casi media tonelada. Nunca antes había usado silos pero estaba emocionada por haber encontrado una tecnología que protegerá el grano de su cosecha de la invasión de gorgojos y barrenadores grandes del grano.

“A pesar de que aplicaba tratamiento químico al grano, perdía alrededor de 450 kg de maíz cada año”, relató Nthiga, cuya cosecha anual es de 1.8 toneladas en promedio. “Si lo que me han dicho de la tecnología es cierto, entonces mis problemas de plagas se acabaron.” Peter Njiiru, director de la secundaria Kierie de Embu, también estaba emocionado. Dijo qule había comprado un silo en junio y que planeaba comprar otros tres silos.

La delegación visitante se dirigió después a Nakuru. Grace Githui, la representante de la localidad, señaló que aunque Nakuru es la principal zona productora de maíz de Kenia, se registran muchas pérdidas postcosecha porque los agricultores a pequeña escala utilizan métodos poco eficaces. “Estamos muy agradecidos con el CIMMYT por haber traído la tecnología de los silos a este lugar”, apuntó Githui. “La eficacia de los silos está comprobada; hemos visto que evita el paso de gorgojos y barrenadores grandes del grano, dos plagas causantes de gran parte de las pérdidas postcosecha en la localidad. Los silos reportan grandes beneficios para los agricultores que ya los utilizan. Estamos pidiendo que se generalice su uso y estamos haciendo nuestro máximo esfuerzo para que más agricultores conozcan la tecnología.”

El maíz es un componente básico de la dieta de los alumnos de las escuelas en Kenia. Jane Obwocha, subdirectora de la preparatoria de Uhuru, en Nakuru, dijo que la escuela no ha comprado maíz en grandes cantidades por las considerables pérdidas que se producen durante el almacenaje, un factor que atribuye a la deficiente infraestructura. “El silo de metal es un tecnología conveniente y crítica para almacenar maíz, ya que muchas escuelas, como la nuestra, carecen de infraestructura adecuada”, remarcó Obwocha said.

Los visitantes se entrevistaron también con integrantes de BOLESA, un grupo de mujeres que padecen VIH/SIDA, y con antiguas sexo servidoras que ahora están en rehabilitación. Las mujeres de BOLESA, procedentes de Boror, Lelechwet y Salgaa, en Nakuru, ya guardan su maíz en los silos de 900 kg que adquirieron el año pasado.

En la Universidad Agraria de Baraka, se mostró a los visitantes un nuevo prototipo de silos que permite hacer descargas de con facilidad. La Universidad lanzó una campaña de concienciación sobre la tecnología y la está promoviendo entre los agricultores kenianos y de otros lugares del este de África.

Los funcionarios quedaron impresionados por la cantidad de silos que han adquirido agricultores, distribuidores de grano, personas de bajos recursos, escuelas y universidades, a fin de proteger su grano almacenado, sin tener que comprar químicos costosos. La visita resultó muy productiva, ya que también se identificaron cuestiones que tienen que atenderse para que la implementación del proyecto se lleve a cabo sin problemas.