• Home
  • CSISA planea lograr más buenos resultados ahora que da inicio a su tercer año

CSISA planea lograr más buenos resultados ahora que da inicio a su tercer año

November 2, 2014

Ashwamegh Banerjee

Esta foto del equipo de trabajo a cargo del Objetivo 1 de CSISA, formado por expertos del CIMMYT, IFPRI, ILRI e IRRI fue tomada en Jaipur. Foto: CIMMYT

Esta foto del equipo de trabajo a cargo del Objetivo 1 de CSISA, formado por expertos del CIMMYT, IFPRI, ILRI e IRRI fue tomada en Jaipur.
Foto: CIMMYT

Dado que la Iniciativa de Sistemas de Producción de Cereales en el Sur de Asia (CSISA) Fase II comienza su tercer año y se prepara para entregar una propuesta para la Fase III, el equipo de trabajo está concentrándose en definir muy bien sus prioridades, consolidar sus progresos a la fecha y, de manera continua y clara, dar a conocer sus resultados. Con este propósito, los equipos 1 de Odisha, representantes de los nodos (hubs) de Bihar, Uttar, Pradesh oriental y Tamil Nadu realizaron una junta en Jaipur, Rajasthan, India, el mes pasado, durante la cual formularon las rutas de impacto para el ciclo de invierno 2014. Los equipos, que incluyeron expertos de diversas disciplinas del CIMMYT, del Instituto Internacional de Políticas Alimentarias (IFPRI), del Instituto Internacional de Investigación Pecuaria (ILRI) y del Instituto Internacional de Investigación sobre Arroz (IRRI), hicieron excelentes progresos y surgieron algunos mensajes importantes y notables actualizaciones.

El primer objetivo de CSISA Fase II incluye ensayos participativos y perfeccionamiento de la tecnología de intensificación sustentable, traduciendo la investigación en productos funcionales e ideas, movilizar la colaboración para catalizar los impactos a escala y desarrollo estratégico de capacidades a fin de apoyar a los agentes del cambio clave. Al dar un panorama general de las actividades del ciclo de invierno del año pasado, así como sus progresos y lecciones aprendidas, en Bihar y Uttar Pradesh oriental, R.K. Malik, agrónomo sénior del CIMMYT y líder del Objetivo 1 de CSISA señaló: “En 2013 la siembra temprana de trigo, con cero labranza, fue una de las más grandes historias de éxito y ayudó a los agricultores a contrarrestar los efectos del calor al término del ciclo”. En las parcelas que se sembraron entre el 13 de octubre y el 01 de noviembre hubo un mayor número de macollos y granos por espiga y llegaron a la madurez fisiológica cuando empezaba el calor de término de ciclo. Las parcelas en Bihar y Uttar Pradesh oriental que recibieron apoyo agronómico de CSISA registraron rendimientos promedio de aproximadamente 6 toneladas por hectárea.

En Odisha, un estado que apoya los sistemas de arroz-arroz en muchos distritos, los buenos resultados se extendieron. Sudhir Yadav, agrónomo especialista en sistemas de riego del IRRI, hizo énfasis en que la combinación de viveros y trasplantadoras de arroz han tenido buen aceptación, y que 1700 agricultores solicitaron la tecnología, en comparación con solo 567 del año pasado. Sin embargo, anotó que “La disponibilidad de máquinas es todavía una enorme limitante; por ejemplo, hay solo cinco niveladores láser en todo el estado”. De igual manera, la escasez de surcadores es una barrera para promover la siembra directa de arroz de manera uniforme en todo el estado.

CSISA también ha dado apoyo para que se utilicen prácticas modernas en la siembra de híbridos de maíz en el distrito de Mayurbhanj, estado de Odisha, donde el 43% de su superficie es de tierras altas. Según Nabakishore Parida, especialista en agricultura del CIMMYT “Los agricultores tribales que siembran maíz en la región no han podido obtener suficientes ganancias por las prácticas agronómicas poco eficaces que utilizan y por la saturación del mercado con elotes. Por tanto, hicimos investigación adaptativa sobre manejo de nutrientes y ensayos para detectar las diferencias en rendimiento y diseminamos prácticas agronómicas modernas y de bajo costo. También establecimos vínculos con los mercados entre agricultores y productores de alimentos de aves de corral. De los apenas menos de 50 agricultores el año pasado que utilizaban las prácticas agronómicas de CSISA para sembrar maíz en Mayurbhanj tenemos ya más 280, de los cuales casi 50% son mujeres.

Andrew McDonald, líder de proyecto de CSISA, hace preguntas durante las presentaciones. Foto: Ashwamegh Banerjee

Andrew McDonald, líder de proyecto de CSISA, hace preguntas durante las presentaciones.
Foto: Ashwamegh Banerjee

Al definir las prioridades para el próximo ciclo, Malik dijo que ahora los hubs deberán enfocarse en expandir la colaboración clave y estratégica en áreas fundamentales. Hizo énfasis en la necesidad de emplear instructores especializados para capacitar a personal del sector privado, a nivel local y distrital. “Estos instructores, cuando estén bien capacitados, darán cursos a distribuidores secundarios, quienes a su vez difundirán el mensaje de CSISA entre los agricultores”, dijo. Al hablar de la variabilidad climática en las ecologías existentes, donde una diferencia de dos o tres días puede ser catastrófica, planteó la necesidad de promover la siembra de variedades de arroz de ciclo corto en la temporada de lluvias (Kharif) y luego sembrar trigo de ciclo largo en invierno (Rabi).

En la junta también hubo 20 presentaciones breves y rápidas en las que los miembros del equipo dieron resúmenes concisos de los progresos que ha hecho CSISA en las áreas de investigación sobre políticas, empoderamiento de la mujer y tecnologías postcosecha, entre otros. En Odisha, por ejemplo, cerca de 1,000 agricultoras utilizaron una o más tecnologías en sus parcelas en la temporada de lluvias. De manera similar, en Bihar, con apoyo de CSISA, dos grupos de autoayuda formados por mujeres unieron sus recursos y compraron una máquina trasplantadora de arroz; esta acción marca un precedente para los proveedores de servicios agrícolas en el estado.

Según Andrew McDonald, líder de proyecto de CSISA y coordinador del CIMMYT en India, “El programa de género en el que las mujeres están recibiendo capacitación y adquiriendo las herramientas y técnicas necesarias es un experimento de cambio de roles que es, al mismo tiempo, inspirador y creativamente desorganizador”. Realzó asimismo la importancia de hacer más trabajo de equipo transversal y de documentar y utilizar las diversas ideas que vayan surgiendo en el proyecto. Al hacer una síntesis de la junta, felicitó a los equipos de los hubs por su diligente trabajo e invitó a todos los presentes a revisar y actualizar con regularidad sus rutas de impacto. Reiteró que “CSISA ayuda a intermediarios, es decir, a los agentes del cambio, y no siempre puede asesorar de manera directa a los agricultores, por lo que es imperativo que en el futuro nos aseguremos de que todas nuestras actividades sean esenciales para el éxito del proyecto”.