• Home
  • Cooperación para potenciar la capacidad del sector de la semilla en África

Cooperación para potenciar la capacidad del sector de la semilla en África

October 8, 2013
John MacRobert da una clase de producción de semilla SEMIs en la Facultad de Ciencias Agrícolas y Verterinaria de la Universidad de Nairobi. Foto: David Ndung’u/SEMIs

John MacRobert da una clase de producción de semilla SEMIs en la
Facultad de Ciencias Agrícolas y Verterinaria de la Universidad de Nairobi. Foto: David Ndung’u/SEMIs

Florence Sipalla

El CIMMYT y organizaciones aliadas están ayudando a capacitar a personal de compañías semilleras, como una aportación a la seguridad alimentaria, ya que de esta manera los agricultores podrán disponer de semilla de calidad. La semilla certificada es uno de los insumos más importantes que los agricultores necesitan para aumentar el rendimiento de grano de sus cultivos y sus ingresos.

El CIMMYT organiza regularmente eventos de capacitación para compañías semilleras en diferentes países africanos, que se coordinan con actividades de un proyecto del Instituto de Administración de Empresas Semilleras (SEMIs), que patrocina la Alianza para la Revolución Verde (AGRA) y se lleva a cabo en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Servicios Veterinarios de la Universidad de Nairobi. “En AGRA nos dimos cuenta de que muchas compañías en todo el continente carecían de conocimientos sobre producción de semilla, procesamiento, mercadotecnia y aspectos de calidad”, relató David Ndung’u, gerente de proyecto de SEMIs. Tanto AGRA como el CIMMYT reciben fondos de la Fundación Bill & Melinda Gates En los tres años pasados, SEMIs ha capacitado a más de 450 profesionales del sector de la semilla de 17 países subsaharianos (Burkina Faso, Etiopía, Ghana, Kenya, Liberia, Malawi, Mali, Mozambique, Níger, Nigeria, Rwanda, Sierra Leona, Tanzania, Uganda y Zambia). “Se ha visto que la capacitación es uno de los detonantes del enorme aumento que ha tenido la producción de semilla de alta calidad de las empresas que financia AGRA a lo largo y ancho de África subsahariana”, agregó Ndung’u. El curso de producción de semilla, que imparte el Dr. John MacRobert, líder del componente Sistemas de Semilla del CIMMYT, es uno de los más solicitados por las semilleras, según Ndung’u, ya que en él se abordan algunos de los problemas de administración de semilla de híbridos de maíz. “John tiene muchísima experiencia en este campo”, continuó Ndung’u. “Está ayudando a las empresas semilleras a hacer una mejor planeación y aumentar su capacidad de producción.” El libro del Dr. MacRobert, Seed Business Management in Africa, es parte del curso para el personal de las semilleras.

Participantes del curso de producción de semilla 2012 en la centro de Njoro del KARI, donde CIMMYT tiene ensayos de roya del tallo en colaboración con el KARI. Foto: David Ndung’u/SEMIs

Participantes del curso de producción de semilla 2012 en la centro de Njoro del
KARI, donde CIMMYT tiene ensayos de roya del tallo en colaboración con el KARI. Foto: David Ndung’u/SEMIs

En el proyecto Maíz tolerante a la sequía para África (DTMA) también se utiliza el libro de MacRobert cuando se dan cursos a personal de semilleras. El CIMMYT ha impartido cursos de administración de producción de semilla en Angola, Etiopía, Swazilandia, Tanzania, Uganda y Zimbabwe, y ya son más de 200 los egresados, de empresas públicas y privadas, en seis saños. En los cursos se hace énfasis en el aprendizaje cooperativo y se da a los alumnos información técnica y herramientas administrativas. Los especialistas en sistemas de semillas del CIMMYT han hecho más de 80 visitas de seguimiento a colaboradores de compañías semilleras en lo que va de 2013. Ngila Kimotho, director de Dryland Seed Company, en Machakos, Kenia, quien tomó el curso en 2008-2009, opinó: “El curso fue de mucha utilidad porque me ayudó a entender mejor la administración de una compañía semillera a través de la cadena de valor, es decir, desde la etapa de investigación hasta que el producto llega al mercado”. “Mis conocimientos en este campo han aumentado muchísimo; en un principio no entendía el negocio del todo”, prosiguió Kimotho, que estudió tecnología de alimentos. En 2011, Gloria Kimotho, hija de Ngila Kimotho, estuvo en el curso que el CIMMYT dio en Zimbabwe y ahora participa activamente en el equipo de administración de Dryland Seeds.

SEMIs y CIMMYT están coordinando demostraciones en campo de las variedades del proyecto DTMA, como una forma de promover su adopción entre los agricultores, porque de esta manera las compañías semillas pueden elegir productos apropiados al observar su comportamiento en el campo. “Tener muchas variedades es bueno para tener diversidad”, explicó Mosisa Worku Regasa, especialista en sistemas de semilla. “Con la aparición de la necrosis letal del maíz o MLN, muchas de las variedades de maíz procedentes de compañías semilleras en África oriental son susceptibles a esta enfermedad.” Si tenemos un sistema de semilla eficiente podremos avanzar y distribuir en poco tiempo variedades resistentes a MLN. “Para ser un gran “semillero” uno necesita entender bien a sus plantas”, dijo Ndung’u, que trabajó como científico visitante en el proyecto DTMA bajo la supervisión del mejorador del CIMMYT Dan Makumbi. “Aprendí y comprendí mucho durante mi estancia en el CIMMYT.”