• Home
  • CIMMYT organiza día demostrativo de maíz que hace un uso eficiente del fertilizante en Kenia

CIMMYT organiza día demostrativo de maíz que hace un uso eficiente del fertilizante en Kenia

August 11, 2014

Florence Sipalla

Mejoradores de Kheri Kitenge y Dickson Ligeyo, del Instituto Seliano de Investigación Agrícola, en Arusha; y del Instituto Keniano de Investigación Agrícola, en Kitale, respectivamente, durante un día demostrativo en Kiboko.

Mejoradores de Kheri Kitenge y Dickson Ligeyo, del Instituto Seliano de Investigación Agrícola, en Arusha; y del Instituto Keniano de Investigación Agrícola, en Kitale, respectivamente, durante un día demostrativo en Kiboko. Foto: Biswanath Das/CIMMYT

Son muchos los agricultores africanos que solo pueden adquirir cantidades pequeñas de fertilizante para sus cultivos. El maíz que hace un uso eficiente del fertilizante, mejorado para que aproveche las pequeñas cantidades que los agricultores aplican, ayuda a resolver este problema. El 8 y el 25 de julio, el proyecto Maíz mejorado para los suelos de África (IMAS) que coordina el CIMMYT, llevó a cabo dos días demostrativos de híbridos precomerciales y líneas puras de maíz en Kiboko. En abril hubo un evento similar en Harare, Zimbabwe.

Participaron 33 representantes de compañías semilleras, organismos no gubernamentales (ONG) y los sistemas nacionales de investigación agrícola (SNIA) de Kenia, Tanzania y Uganda. Los asistentes evaluaron y seleccionaron híbridos precomerciales, así como líneas endogámicas avanzadas. “El objetivo del programa de desarrollo de líneas de IMAS es mejorar la eficiencia en el uso del nitrógeno, un atributo que se ha añadido a otros caracteres importantes para la producción agrícola en el África subsahariana”, señala el Dr. Biswanath Das, mejorador de maíz y co-coordinador de IMAS. “El germoplasma es muy diverso cuando se le incorpora eficiencia en el uso del nitrógeno de fuentes procedentes de América Latina y de zonas templadas en los materiales para los suelos de África”, afirma Das. Se exhibieron poco más de 3,000 líneas endogámicas avanzadas en Kiboko para que los colaboradores seleccionaran las que más les gustaran.

La necrosis letal del maíz (MLN) constituye uno de los principales problemas del mejoramiento de maíz en la región de África oriental. “Las líneas que se mostraron en Kiboko también están siendo evaluadas en paralelo en el centro de selección de Naivasha, para determinar su respuesta a la MLN”, añade Das. Los resultados de los ensayos ayudarán a los colaboradores a utilizar el germoplasma que seleccionaron en sus propios programas fitotécnicos.

Los participantes en el día demostrativo examinan materiales en Kiboko. Foto: Biswanath Das/CIMMYT

Los participantes en el día demostrativo examinan materiales en Kiboko.
Foto: Biswanath Das/CIMMYT

“Ahora conozco el trabajo que hace IMAS”, expresó Saleem Ismail, director de Western Seed Company. Ismail, quien dijo que había seleccionado germoplasma durante el día demostrativo, agregó: “Planeo hacer cruzas entre este material y mis testigos comerciales y luego evaluarlos en Kenia occidental”. Dijo además que le gustaría ver cuál es el resultado de combinar el germoplasma con materiales de maduración precoz y tardía.

“Este germoplasma es muy útil”, señaló Wilson Muasya, mejorador de Kenya Seed Company. “Casi nunca vemos esta clase de germoplasma en un solo lugar. Podemos diversificar y mejorar nuestro germoplasma y nuestras propias variedades”, agregó Muasya. “También podemos identificar materiales que puedan combatir la plaga de la MLN”.

Philip Leley, mejorador del Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI) en la estación de Muguga, dijo que quiere introducir diversidad en el programa de mejoramiento de maíz del KARI, sobre todo caracteres como el de la eficiencia en el uso del nitrógeno y tolerancia a la MLN.

Colaboradores de BRAC, uno de los más grandes ONG del mundo, y Nuru International, un ONG con base en Kenia, también participaron en el día demostrativo. Shahadat Hossain de BRAC-Uganda y Peter Wangai de Nuru International querían híbridos que pudieran comercializarse entre sus clientes agricultores. En 2013, Nuru International trabajó con 6,000 agricultores en el distrito de Kuria; su plan para el próximo año es trabajar con 10,000.

Shahadat Hossain (BRAC), Wilson Muasya (Kenya Seed Company), Saleem Ismail (Western Seed Company) y Peter Wangai (Nuru International) – algunos de los colaboradores que participaron en la demostración de materiales del proyecto IMAS en Kiboko.  Foto: Florence Sipalla

Shahadat Hossain (BRAC), Wilson Muasya (Kenya Seed Company), Saleem Ismail (Western Seed Company) y Peter Wangai (Nuru International) – algunos de los colaboradores que participaron en la demostración de materiales del proyecto IMAS en Kiboko.
Foto: Florence Sipalla

“Entregamos semilla mejorada y fertilizante a los agricultores para un acre de terreno. También les sugerimos qué variedades sembrar”, explica Wangai, que dijo además que la organización está dispuesta a identificar variedades que toleren la MLN. “Estamos disuadiendo a los agricultores de sembrar maíz en la temporada corta de lluvias por la MLN”, continúo, y explicó que parte de las actividades del servicio de extensión de Nuru es asesorar a los agricultores para evitar que se propague la MLN.

BRAC ofrece servicios integrales en asuntos relacionados con agricultura, salud y microfinanciamiento en varios países, entre ellos, Tanzania y Uganda. “Desde 2000, hemos capacitado a más de 100,000 en Uganda”, destaca Hossain. El ONG distribuye diferentes tipos de semilla de maíz, arroz y hortalizas. “Tenemos variedades de maíz de polinización abierta de marca BRAC. Hoy en día compramos híbridos de una semillera de Uganda, pero en el futuro queremos lanzar al mercado nuestros propios híbridos”, concluye Hossain.

“Organizaciones como BRAC y Nuru International ayudan a diversificar los proveedores de germoplasma mejorado de maíz del CIMMYT. Junto con otros colaboradores dedicados al desarrollo en la región, estas organizaciones juegan un papel muy importante en cuanto a garantizar que miles de pequeños agricultores puedan conseguir variedades mejoradas e información”, concluye Das.