• Home
  • Noticias
  • Charla con Shamie Zingore, director del IPNI: Impulsar la agricultura de pequeña escala en África

Charla con Shamie Zingore, director del IPNI: Impulsar la agricultura de pequeña escala en África

September 6, 2016
IPNI sub-Saharan Director Shamie Zingore

Shamie Zingore, director del IPNI de África subsahariana

EL BATÁN, México (CIMMYT) – Colaboraciones eficaces en las que participan las instituciones de investigación de los sectores público y privado son la clave para realizar el potencial de la agricultura de pequeña escala en África subsahariana, opina Shamie Zingore, director del Instituto Internacional de Nutrición de las Plantas (IPNI) en esa región.

Las asociaciones intersectoriales que llevan los resultados de la investigación agrícola a los agricultores de pequeña escala, que producen 80% de los alimentos que se consumen en el mundo en desarrollo, mejoran la productividad y son fundamentales para lograr la seguridad alimentaria en África, afirma Zingore, quien participará como orador de la conferencia para celebrar el 50 aniversario del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) en septiembre.

El IPNI es una organización científica no lucrativa dedicada a la gestión responsable de la nutrición de las plantas.

Según señala Zingore, el trabajo del IPNI, institución que respalda la intensificación sustentable de la producción agrícola en la región, es apoyado por colaboraciones que reúnen a gobiernos nacionales, institutos de investigación agrícola y la industria.

Las iniciativas intersectoriales del IPNI dirigidas a fomentar el uso de fertilizantes como parte del manejo integral de la fertilidad del suelo (ISFM), que incluye el uso de prácticas agrícolas localmente adaptadas que maximizan el uso eficiente de los nutrientes y el agua y mejoran la productividad agrícola, muestran el poder de las asociaciones colaborativas cuando se combinan con la creación y diseminación de tecnologías que aumentan los rendimientos y ayudan a proteger el suelo, según Zingore.

Zingore dará una presentación durante la sesión titulada “La era dorada de la investigación de sistemas” el 28 de septiembre de 2016 como parte de la conferencia del 50 aniversario del CIMMYT que se celebrará del 27 al 29 de septiembre en la Ciudad de México.

En la siguiente entrevista nos da su opinión sobre el futuro de la agricultura.

¿Cómo espera contribuir a la conferencia del CIMMYT?
El tema de la conferencia es relevante y oportuno en el contexto de la creciente y urgente necesidad de poner en práctica la ciencia agrícola, respaldar el desarrollo agrícola y reducir la pobreza en el mundo en desarrollo. Es un honor para mí participar en la conferencia e intercambiar conocimientos y puntos de vista sobre el papel crítico que tiene la investigación del manejo de la fertilidad del suelo en la intensificación sustentable de la producción agrícola en África subsahariana, así como en los procesos para lograr impactos adaptando las tecnologías agronómicas a las muy variables y complejas condiciones en las fincas de los pequeños agricultores. Una eficiente colaboración entre las instituciones de investigación de los sectores público y privado es la clave para liberar el potencial de la agricultura de pequeña escala. En representación del IPNI, organización de investigación científica para la industria de los fertilizantes, espero poner de relieve el papel del sector privado en atender los problemas que enfrentan los pequeños productores para obtener insumos a precios accesibles y acceder al conocimiento necesario para utilizarlos apropiadamente.

¿Cuál es la importancia del CIMMYT? ¿Qué papel ha tenido el CIMMYT en su área de trabajo?
Durante décadas, el CIMMYT ha realizado investigación innovadora y transformadora para mejorar la productividad del maíz y el trigo a través de la fitotecnia, la agronomía, los sistemas de producción y los programas de agricultura de conservación y socioeconomía. Mi institución ha colaborado de manera eficaz con el CIMMYT en varias iniciativas, como la del Programa MAÍZ del CGIAR y el programa Difusión de la agronomía del maíz a gran escala, que han respaldado la diseminación a gran escala del manejo de nutrientes específico a cada lugar en los sistemas de producción de maíz tanto convencionales como de conservación. El CIMMYT ha tenido un papel clave en forjar sólidas alianzas colaborativas en materia de investigación y extensión, y en generar la capacidad de ofrecer soluciones agronómicas a los pequeños agricultores de África subsahariana.

¿Cuáles son los retos más grandes que el mundo tiene que afrontar?
El principal reto es cómo aumentar la productividad agrícola para satisfacer la demanda de alimentos requeridos para dar de comer a una población que crece rápidamente y que será de más 7,000 millones para 2050. Los países en desarrollo que padecen inseguridad alimentaria, entre ellos los países de África subsahariana, son los que más contribuirán al aumento de la población. Las innovaciones tecnológicas tendrán que ser cada vez más robustas para aumentar de manera sustentable la productividad agrícola y la calidad nutritiva de los alimentos pese al problema de la degradación del suelo y los efectos del cambio climático.

¿De qué manera atiende estos problemas su área de especialización?
La escasa fertilidad del suelo, el uso limitado de fertilizante y las prácticas inapropiadas para su uso son algunos de los principales factores que limitan la productividad en África subsahariana. Los rendimientos han seguido siendo bajos pese a los avances que se han hecho en generar variedades de alto rendimiento adaptadas a las condiciones de producción de la región. Las sólidas asociaciones dirigidas a desarrollar el ISFM se enfocan en la creación y diseminación de tecnologías que contribuyen no solo a aumentar los rendimientos sino que también a conservar la materia orgánica y la fertilidad del suelo a largo plazo. Los resultados de nuestra investigación muestran que las tecnologías ISFM apropiadas aumentan la eficiencia en el uso de nutrientes y el agua y, por ende, aumentan la productividad y la resiliencia al estrés por sequía. Estamos atendiendo el problema del manejo balanceado de nutrientes, poniendo especial atención en la fertilización con micronutrientes, a fin de aumentar la productividad en los vastos suelos agrícolas con deficiencia de micronutrientes. El uso balanceado de fertilizantes, sobre todo la aplicación de los tipos correctos de fertilizante en la dosis, el tiempo y el lugar correctos, será la base para aumentar el rendimiento de manera económicamente viable y mejorar el contenido de nutrientes en los alimentos que producen los pequeños agricultores.


Etiquetas:,