• Home
  • Alianzas que producen maíz tolerante a la sequía para agricultores africanos

Alianzas que producen maíz tolerante a la sequía para agricultores africanos

October 17, 2013

Florence Sipalla

DTMA

Participantes de la junta del DTMA.

Asociados de 13 países que participan en el proyecto Maíz Tolerante a la Sequía para África (DTMA), patrocinado por la Fundación Bill & Melinda Gates, mencionaron haber recibido ayuda de éste durante el ciclo de cultivo 2012-2013. Gracias al DTMA, mejoradores y técnicos recibieron capacitación, se rehabilitaron los almacenes de semilla, se dio apoyo a compañías semilleras para que liberaran variedades y produjeran semilla original (del mejorador) y empezaran a producir semilla de híbridos en lugares donde no existían compañías semilleras.

Colaboradores de las regiones oriente, sur y oeste de África se reunieron en Nairobi, Kenia, del 23 al 27 de septiembre, donde celebraron su junta anual. Como parte de la junta discutieron los progresos relacionados con el desarrollo y la difusión de variedades de maíz tolerantes a la sequía para los pequeños agricultores africanos. Las variedades de maíz que han generado para contrarrestar los efectos del cambio climático (sequía y lluvias escasas o erráticas) son esenciales para ayudar a quienes dependen principalmente de la agricultura de temporal.

Entre los funcionarios que intervinieron al comienzo de la junta figuraron Thomas Lumpkin, director general del CIMMYT; Ylva Hillbur, subdirector general del Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA); Ephraim Mukisira, director del Instituto Keniano de Investigación Agrícola (KARI); y Joseph De Vries, director del Programa de Sistemas de Semilla de África (PASS) de la Alianza para la Revolución Verde en África (AGRA).

El DTMA ha lanzado 140 variedades tolerantes a la sequía desde 2007, incluidos 81 híbridos y 59 variedades de polinización abierta. Estas variedades tienen buen comportamiento en  condiciones de sequía y también cuando hay buenas lluvias. “A lo largo de siete años, el DTM ha hecho grandes progresos en lo que se refiere a crear y difundir tecnologías”, remarcó Lumpkin. “Los agricultores también han recibido los beneficios de las variedades [tolerantes a la sequía] que contienen otros caracteres útiles como resistencia a importantes enfermedades, como el virus del rayado del maíz y la mancha gris de la hoja”, continuó.

Mukisira destacó la importancia de la alianza CIMMYT-KARI, ya que los centros del KARI en Embu, Kakamega y Kiboko forman parte de la red de selección, y el equipo de socioeconomía trabaja con integrantes del DTMA en las encuestas a familias campesinas en todo el país. Mukisira dijo que la colaboración genera hallazgos con base científica que ayudan a informar y captar el interés de los formuladores de políticas.

El CIMMYT y el KARI inauguraron recientemente dos centros de investigación sobre maíz en Kenia. Los asistentes a la junta habían participado en la inauguración, que fue presidida por Félix Koskei, Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, y Sicily Kariuki, Secretario Principal del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. Lumpkin expresó su agradecimiento a los patrocinadores del DTMA, en especial a la Fundación Bill & Melinda Gates, por sus contribuciones para el DTMA y para el nuevo centro de producción de haploides dobles y selección de necrosis letal del maíz, éste último copatrocinado por la Fundación Syngenta para la Agricultura Sustentable.

El sistema nacional de investigación agrícola y las compañías semilleras pequeñas y medianas que colaboran en los proyectos de maíz del CIMMYT —como el DTMA— serán los principales beneficiarios de los nuevos centros. Mukisira reconoció el papel de las compañías semilleras en la distribución comercial de semilla tolerante a la sequía, ya que de esta manera ayudan a que los pequeños agricultores puedan adquirirla. “Les invitamos a que sigan trabajando en la venta y promoción variedades mejoradas de maíz con tolerancia a la sequía”, recalcó.

Hillbur, por su parte, reconoció que los fuertes vínculos que el DTMA ha forjado con el sistema nacional de investigación agrícola y con las semilleras, además de los enfoques científicos de primera, que incluye a mejoradores, economistas, científicos sociales y especialistas en sistemas de semilla, son dos factores distintivos del proyecto.

Tsedeke Abate, líder del DTMA, señaló que el proyecto sigue en pos de su meta de llevar variedades tolerantes a la sequía a más de 30 millones de agricultores para finales de 2016. Hizo énfasis en que los sistemas nacionales de investigación agrícola serán los protagonistas principales en lo que se refiere al mejoramiento y diseminación de las variedades mejoradas.

El proyecto continuará ayudando a difundir variedades tolerantes a la sequía, fortalecer los vínculos entre los sistemas de semilla y AGRA-PASS, capacitar al personal de los sistemas nacionales de investigación agrícola en producción de semilla original, integrar los asuntos de género en la investigación y utilizar los resultados de la investigación socioeconómica para sustentar propuestas que favorezcan a los beneficiarios del proyecto.