• Home
  • Agricultores, científicos y empresas de semillas elaboran plan para vigorizar la producción de maíz en México

Agricultores, científicos y empresas de semillas elaboran plan para vigorizar la producción de maíz en México

March 29, 2011

El 10 y 11 del presente mes, en el Hotel Sevilla Palace de la Ciudad de México, se celebró un taller de seguimiento para los participantes del proyecto “Estrategia Internacional para Aumentar el Rendimiento del Maíz”. Dicho taller atrajo a 123 representantes del Gobierno mexicano, así como de universidades, empresas productoras de semilla y organizaciones de productores. Los diálogos que sostuvieron se centraron en los resultados de una reunion de consulta, realizada en noviembre de 2010, en la que se identificaron cuatro áreas de prioridad para mejorar los rendimientos de maíz en México: (1) desarrollo de mercados; (2) promoción del sector productor de semilla; (3) desarrollo y validación de productos; y (4) herramientas biotecnológicas para acelerar el mejoramiento de maíz. La Estrategia desempeñará un importante papel en el programa “Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional” (MasAgro), liderado por SAGARPA y el CIMMYT; sus objetivos incluyen ayudar a los agricultores mexicanos a obtener mayores ingresos, rendimientos más altos y estables, mientras se reduce la degradación de los recursos naturales. Mariano Ruiz Funes, Subsecretario de Agricultura de México, señaló que, “los pequeños productores necesitan tener acceso a semilla certificada a precios bajos, para que el país pueda reducer su consumo de grano importado”. En los dos días que duró el evento, los grupos de trabajo se centraron en las áreas de prioridad  identificadas, elaboraron planes preliminaries y propusieron productos entregables concretos para alcanzar ese objetivo.

El grupo que se centró en el desarrollo de mercados estuvo de acuerdo en producir, como parte de una investigación de mercado de la cadena de valor de maíz en México, un mapa preliminar del sector productor de semilla nacional para fines de septiembre. Asimismo, decidió realizar estudios encaminados a identificar las necesidades específicas de los productores y efectuar una evaluación del uso actual de semilla mejorada de maíz para medir posteriormente el impacto del proyecto.

Un grupo combinado que abordó de promoción del sector semilla y desarrollo y validación de productos (incisos 2 y 3 anotados arriba) tuvo el mayor número de participantes, entre ellos,  representantes de 22 empresas productoras de semilla, 7 universidades y 2 asociaciones de productores. Entre otras cosas, este grupo acordó iniciar una red para ensayar las variedades mejoradas en diferentes zonas agroecológicas del país. El CIMMYT prometió ofrecer su semilla a las empresas tan pronto como sea posible a fin de acelerar la multiplicación de semilla y los ensayos. “Esta reunión fue todo un éxito, pues las empresas semilleras mostraron gran interés en colaborar y compartir los riesgos de generar nuevos productos”, comentó Marc Rojas, líder de la Estrategia. Para seguir avanzando, los representantes de esas empresas decidieron organizar, el 7 y 8 de abril, otra reunión para tratar asuntos relacionados con la industria que estará abierta a cualquier participante de la reunión aquí reseñada.

Por último, el grupo que trató el tema de las herramientas biotecnológicas decidió establecer un servicio que proporcionará dobles haploides a los programas fitogenéticos mexicanos que los soliciten. Asimismo, el Servicio de Análisis Genético para la Agricultura (SAGA), se centrará inicialmente en analizar muestras para el componente “Descubriendo la Diversidad Genética de las Semillas” de MasAgro y, posteriormente, ofrecerá servicios de análisis genéticos tanto a otras vertientes del programa como a otras instituciones mexicanas. Habrá redes dedicadas a la caracterización de fenotipos que trabajarán en la tolerancia a sequía y la resistencia al estrés biótico. Este grupo propuso, además, armonizar y estandarizar los protocolos de la caracterización de fenotipos a fin de que se puedan comparar los datos generados en otras instituciones. Asimismo, se adquirió el compromiso de tener caracterizados los genotipos de las primeras 100 líneas de maíz para fines de este año.

“La clave para alcanzar los objetivos en materia de productos no será el mejoramiento de maíz en sí, sino lograr una adopción generalizada de híbridos y variedades mejoradas, así como un sólido sector de semilla”, señaló Marianne Bänziger, Subdirectora General de Investigación y Colaboración del CIMMYT. “Los rendimientos de maíz en México se duplicarán si la proporción de tierra que se siembra con semilla mejorada pasa de 25% a 75%, es decir, de un millón de hectáreas a tres millones, en los próximos 10 años”. Por tanto, el proyecto tiene como meta ayudar hasta a 30 empresas de semilla a producir y comercializar semilla de maíz certificada.


HISTORIAS RELACIONADAS

LO MÁS DESTACADO